La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha los nuevos itinerarios de las tres líneas nocturnas que conectan la capital con los municipios de Leganés y Fuenlabrada y que desde la madrugada del 14 al 15 de Mayo de 2018 trasladan su cabecera a las inmediaciones de la plaza de Atocha.

Un estreno que ha certificado la consejera en funciones de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, junto a los alcaldes de Leganés y Fuenlabrada y representantes del Consorcio Regional de Transportes de Madrid, que viajaron en el primer búho que salió de Leganés con destino a su nueva parada en la capital. El traslado de las cabeceras de estos búhos a Atocha, que se anunció el pasado mes de marzo, responde a las demandas planteadas ante el Consorcio Regional de Transportes (CRTM) por los usuarios del servicio.

1
La consejera Rosalía Gonzalo junto a los alcaldes de Leganés y Fuenlabrada

En un primer momento se planteó la posibilidad de reubicar estas cabeceras tanto en los alrededores de Príncipe Pío (Glorieta de San Vicente) como en Atocha. Ambas alternativas fueron trasladadas por el Consorcio al Ayuntamiento de Madrid, que se mostró favorable a cambiar las cabeceras a cualquiera de estos dos puntos. Con ese visto bueno, el Consorcio realizó una encuesta entre los usuarios de estas tres líneas, resultando Atocha la opción más idónea como destino para la mayoría de los viajeros.

 

El cambio de cabecera implica también la reordenación de parte de los itinerarios de las tres líneas afectadas, que compartirán trayecto por el interior de la capital con solo tres paradas (Atocha, Plaza Elíptica y Vía Lusitana, junto al Centro Comercial Islazul) para dotarles de mayor rapidez.

2
Estas ampliaciones permitirán a los ciudadanos de Leganés y Fuenlabrada salir hasta más tarde por la capital sin causarles el trastorno de coger de 2 a 3 autobuses para llegar a sus casas

Además de mantener el servicio en los barrios de Leganés y Fuenlabrada que ya lo tienen, esta reordenación permitirá llegar a distintos desarrollos urbanos que hasta ahora carecían de servicio nocturno de autobuses, como los barrios de Poza del Agua y Vereda de los Estudiantes, ambos en Leganés, y a los barrios de La Fuente y El Arroyo, en Fuenlabrada.

 

Así han quedado las líneas tras la reordenación:

  • N802 [Madrid (Atocha)-Leganés (Vereda de los Estudiantes)]: tendrá parada en La Fortuna, Poza del Agua, San Nicasio, Dos de Mayo, Zarzaquemada, El Carrascal, Parque Sur, Casa del Reloj y Vereda de los Estudiantes
  • N803 [Madrid (Atocha)-Leganés-Fuenlabrada (Barrio del Naranjo)] proporcionará conexión entre Madrid, Leganés (Avenida de Fuenlabrada y Centro) y Fuenlabrada parando en La Cueva, Polvoranca, Casco Antiguo, calle Móstoles y barrio del Naranjo
  • N804 [Madrid (Atocha)-Leganés-Fuenlabrada (El Arroyo)] conectará la capital con zonas de Leganés como Leganés Norte, Zarzaquemada, Casa del Reloj, Hospital Severo Ochoa, Valdepelayo y Arroyo Culebro, mientras que en Fuenlabrada llegará a la calle Leganés (San Gregorio), Fuenlabrada Centro, Casco Antiguo, La Fuente y El Arroyo
4
Panel donde se detallan los nuevos horarios y servicios

Se produce una mayor frecuencia para absorber el incremento de demanda las noches de viernes, sábados y días previos a una jornada festiva, con intervalos entre autobuses de solo 15 minutos en las horas más concurridas de salida desde Atocha.