Como también informa nuestra página amiga MovEnMadrid, los viajeros de las líneas C-2, C-3, C-8 y C-10 de Cercanías están de enhorabuena.

 

Renfe, ante el aluvión de críticas por las constantes averías y retrasos que sufren los viajeros de Cercanías Madrid, ha anunciado la puesta en marcha de un sistema de trenes de refuerzo para completar su servicio en las líneas C-2, que une Madrid con Guadalajara a través del Corredor del Henares, C-3, que une la capital con Aranjuez y El Escorial (también conectada con la línea C-8) y C-10 (Madrid-Villalba).

¿Cuáles son estos nuevos trenes?

Los viajeros más avezados y expertos habrán visto que de vez en cuando, cuando esperan su tren de Cercanías, por la estación pasan diversos trenes de mercancías, en ocasiones, vacíos de carga. Es frecuente criticar esta falta de optimización del espacio y sobre todo el hecho de que estos trenes vacíos ocupan un surco que podría estar ocupado por un tren extra para viajeros. Renfe, tras consultas con sus asesores y un proceso de participación pública, ha decidido que esta situación no se va a dar nunca más, y en una operación empresarial sin igual en el transporte ferroviario, ha decidido permitir el tráfico de viajeros en los trenes de mercancías.

Serán los trenes portacoches, bobineros, chatarreros y TECO los encargados de estos refuerzos. Al paso por una estación, los trenes reducirán su velocidad, de forma que los viajeros con billete válido puedan subir a bordo de estos trenes.

DSC_0149 (2) (b)

Tren portacoches con destino Ciempozuelos, equipado con vagones Clase Club

Este medio ha conseguido ponerse en contacto con el impulsor de esta idea, el aficionado al ferrocarril gallego Bernardo Blanco Fernández, que en palabras en exclusiva nos muestra la emoción de que su hazaña haya calado en las altas esferas del operador: «¿Quién fuera a pensar que mi viaje en bobinero de aquella noche fuera a servir para tanto?»

En exclusiva para El Intercambiador y MovEnMadrid, Irene de Renfe nos da más detalles sobre estos nuevos servicios:

«Queríamos aprovechar estos surcos ocupados por trenes de mercancías para arreglar el desbarajuste que tenemos montado en Cercanías, donde cuando no es una avería es que armamos la de San Quintín en Alcalá. Los viajeros, con su título de transporte, podrán subirse a estos trenes y realizar su trayecto en menos tiempo del que tardan nuestros trenes de Cercanías. Además, con un pequeño suplemento, podrán disfrutar de vagones clase Club, a saber, aquellos portacoches cargados con BMW, o con capota, los bobineros cubiertos…»

DSC_0304(b)

Tren bobinero procedente de Sagunto y destino León, alternativa al Aranjuez-El Escorial, con vagones estándar y clase Club en cola

Buenas noticias, por tanto, para los viajeros de nuestras Cercanías, que con el único inconveniente de subir y bajar en marcha del tren, podrán realizar sin averías y en menos tiempo su trayecto a bordo de los trenes de mercancías.

Renfe, según nos informa, está pensando en usar también estos trenes de mercancías para abrir algunos tramos de la red. En concreto, se está valorando que se pueda viajar a Manzanares-Soto con el Sotoferro, a Torrejón Clasificación en butanero y a Villaluenga-Asland en cenizas.