Renfe instalará a lo largo de 2017 enchufes en las series 102, 130 y 730, ofreciendo este servicio a todos los usuarios de alta velocidad, la cual era una demanda habitual entre los pasajeros.
La entidad pública ha aprobado una inversión de 1.042.075 euros para la instalación de enchufes en las clases turista y preferente de un total de 42 trenes de alta velocidad: 16 para los AVE serie 102, 14 para los Alvia s-130 y 12 para la serie 730.
La instalación de los dispositivos se realizará a lo largo de 2017 aprovechando el paso de los trenes por los talleres para las revisiones que se tienen que realizar a los vehículos y con el objetivo de tener el material inmovilizado el menor tiempo posible.
También se encuentra pendiente la adjudicación del contrato para instalar tomas de corriente en 20 trenes Avant de la serie 104, además de la instalación de enchufes en 15 composiciones de la serie Talgo VI y 10 de la Talgo VII, en las cuales se está actuando para realizar una remodelación integral de interiorismo.
En el momento que concluyan estos procesos, todos los trenes de la flota de alta velocidad de Renfe, integrada por 229 unidades de diversas series, contarán con enchufes en todos los asientos.
Esta demanda es una reclamación habitual de los viajeros, debido principalmente a que las series que no disponían de estas tomas son las que hacen los viajes con mayor tiempo de recorrido. Se verán beneficiados todos los viajeros de larga distancia desde o hacia Galicia, Asturias, Cantabria, Valencia, Málaga, Sevilla y los trayectos a lo largo del corredor Mediterráneo.