En este período veraniego en el que los incendios forestales asolan nuestros montes, no es difícil enumerar una serie de causas de incendio forestal: negligencias y accidentes, pirómanos, quemas de matorral para pastos que se descontrolan…
De estas, la opinión pública no duda en tildar a los pirómanos como la principal causa de incendio forestal en nuestro país, y entonces cabe preguntarse si se conoce bien el significado de pirómano. Un pirómano es un enfermo, y afortunadamente, en nuestra sociedad no es una enfermedad muy extendida, y si acudimos a las estadísticas del MAGRAMA (las EGIF, Estadísticas Generales de Incendios Forestales), vemos como entre 2001 y 2010, sólo 1212 incendios (más de 1 ha, pues sino hablaríamos de conatos) han sido provocados por personas con esta enfermedad.
Habiendo demostrado que la sociedad no tiene una opinión fundada sobre la verdadera causalidad de los incendios, podemos decir que el ferrocarril es un pirómano más. ¿Qué me lleva a aseverar esto? Las mismas EGIF que he reseñado anteriormente. En el mismo período, 971 siniestros fueron causados por el ferrocarril (no tan lejos de los pirómanos, ¿verdad?), afectando a unas 9000 ha de terreno forestal.
Captura
Este cuadro merece una reflexión más esmerada:

  • ¿Qué se engloba como ferrocarril? Las estadísticas son claras: tanto los incendios provocados por chispazos y rozaduras derivadas de la propia actividad ferroviaria como actuaciones negligentes relacionadas con el mismo, ya sean colillas mal apagadas lanzadas desde el mismo u objetos incendiarios
  • ¿Cuál es la dimensión que alcanzan estos siniestros? Si hacemos una simple división, vemos que el tamaño medio de los incendios forestales relacionados con el ferrocarril es de unas 10 ha, tamaño reseñable.
  • ¿Todos los siniestros están probados 100%? 603 de ellos sí, en otros es causa supuesta. ¿Cómo puede no estarse seguro? Ahora os adelanto el método de investigación que desarrollan nuestros agentes forestales y medioambientales.
  • ¿Qué tipo de vegetación quema más el ferrocarril? Aquí tenemos problemas de interpretación, pues las EGIF no son claras en cuanto a qué llaman superficie arbolada, no arbolada y vegetación herbácea, habida cuenta que nuestros montes no son ni mucho menos monoespecíficos ni continuos en estructura, presentando claros, FCC (Fracción de Cabida Cubierta) bajas en muchas zonas y varios estratos de vegetación. Cabría la duda, pues, de cómo califican a una dehesa estas EGIF, pues presenta densidades de 30-50 ejemplares/ha y vegetación herbácea. Si consideramos superficie arbolada un bosque denso, no arbolada leñosa una formación de matorral (jaral o brezal) y vegetación herbácea un pastizal, resulta curioso que se queme más el bosque que los pastizales, y sobre todo, que la mayoría de las actuaciones llevadas a cabo por ADIF vayan contra este último tipo de vegetación, con los trenes herbicidas. En posteriores artículos entraré más a fondo en este asunto.

Como os he dicho un poco antes, voy a explicar un poco el MEF (Método de las Evidencias Físicas) que emplean las BIIF (Brigadas de Investigación de Incendios Forestales).
Una vez que llega la BIIF al lugar del incendio, debe hacer un croquis de la zona para así asemejar el incendio a un cierto patrón de forma (según viento, pendiente…) y poder situar la zona de inicio del incendio, que debe coincidir con lo que digan los testigos (prueba personal). Una vez localizada la zona de inicio, se aplican las evidencias físicas (patrón de quema, carbonización, lascamiento… si estáis interesados, existe abundante bibliografía) para hallar el área de inicio, que será estudiada minuciosamente hasta dar con el punto de inicio y el causante de la ignición.
Con la prueba personal y esta prueba material, se elabora el cuadro de indicadores de actividad, que debe concordar con unos cuadros existentes. A continuación, os presento el relacionado con vías férreas.
Captura1
Si se observa que varios de estos hechos han ocurrido, se puede confirmar que la causa ha sido el ferrocarril. ¿Es infalible el método? Pues obviamente no, y puede ser que se observe algún hecho de este cuadro de indicadores de actividad, pero también de otros cuadros, lo que puede llevar a duda.
Hasta aquí el artículo de hoy, de ahora en adelante entraremos más en detalle en las propias causas, en las medidas de prevención llevadas a cabo y las que creo recomendable aplicar…